Regularidad contra Glamour

Estamos a las puertas de presenciar un nuevo duelo, el clásico de los clásicos, además de los Barça-Madrid a los que ya estamos muy acostumbrados. Y no es otro que el se está disputando entre Regularidad versus Glamour.

Como mínimo es digno de mención que de las 10 últimas Ligas, 7, hayan sido de color azulgrana. De esas 7 conquistas domésticas, únicamente en 4 ocasiones los barcelonistas se alzaron con la Champions League

Como tampoco hay que obviar que de las últimas 4 finales de Champions el Real Madrid haya estado en ella en 3 ocasiones. Y eso que de momento ha vencido en 2 finales consecutivas, a la espera de lo que suceda en Kiev el próximo 26 de Mayo. ¿Levantarán su tercera Champions League consecutiva?

Glamour, prestigio, espectáculo e imagen son adjetivos que definen la esencia de la máxima competición en Europa de clubes, la Champions League. Es algo innegable. ¿Por qué? No hay más que ver el impacto mediático que suscita estos días la consecución del doblete azulgrana (Liga y Copa del Rey), si lo comparamos con el acceso del Real Madrid a su tercera final consecutiva de Champions League. Y más si echamos un vistazo atrás para revivir el batacazo sufrido por los azulgranas en el Olímpico de Roma en cuartos de final, barrera que últimamente se le resiste demasiado al Barcelona.

Regularidad, constancia y dominio son los adjetivos que bien podría definir la Liga. En esta competición, bien puedes fracasar en una serie de partidos, pero también tienes cierto margen de recuperación de cara a la obtención del título final.

El Barcelona se alzó con el título de Liga de una manera apabullante, sin perder ningún partido, todo un récord. Su victoria contundente por 0-3 en el Santiago Bernabéu, por allá en el mes de diciembre, fue la punta de lanza de los de Valverde. Fue como una estocada mortal hacia los de Zidane, como si hubieran visto que en la Liga ya no podían hacer nada. ¿Es por ello que ‘tiraron’ la Liga y la Copa, dónde fueron eliminados por el Leganés y se volcaron hacia el espectáculo sonoro de la Champions?

Posiblemente el insultante dominio y regularidad de los azulgrana en Liga haya producido el efecto contrario en la Copa de Europa. Lo dudo mucho, la ilusión de otro triplete estaba en el horizonte. Un partido nefasto o falta de suerte en las eliminatorias de Champions te pueden llevar al infierno europeo. Un mal partido en la Liga parece un mal menor … o no.

¿Hay suficientes argumentos para poder hablar de que estamos ante un nuevo clásico mundial, entre estos 2 colosos, regularidad contra glamour? Apreciaremos algún síntoma una vez acabe la final de Kiev del próximo 26 de Mayo.

 

 

 

 

Estilo de juego y fútbol

Se confirmó lo que era un secreto a voces. El Madrid de Zidane nunca tuvo una identidad futbolística definida. Hasta incluso cuando el entrenador era Carlo Ancelotti, tampoco se sabía muy bien a qué jugaba el Real Madrid. Bueno, quizás sí se veían un poco más claras las ideas del técnico italiano sobre el terreno de juego de lo que Zidane ha demostrado estos últimos años. ¿Qué es el estilo, hoy en día, futbolísticamente hablando?

Con Mourinho como entrenador, como mínimo, sabías a lo qué jugaba el Madrid. Estilo muy poco atractivo, pero tenía una identidad.

Acabada la primera vuelta del campeonato de LIGA varias pueden ser las conclusiones que se pueden sacar, pero hay una que es irrefutable.

El Real Madrid de Zinedine Zidane consiguió lo que nadie hasta ahora. Innegable. Ganó 2 Champions League consecutivas por su innegable espíritu ganador, afán de victoria, por que tiene grandísimos jugadores, por su historia, la suerte y por su estilo de juego basado al contraataque.

¿Enamoró el Real Madrid con su juego y estilo ganando 2 Champions League consecutivas? Si no me equivoco, creo que no. Si no, que alguien me diga lo contrario.

Si echamos un poco la vista a atrás, cuando Pep Guardiola dirigió al Barça de Messi, el equipo azulgrana marcó un estilo muy específico de juego durante años que provocaba verdadera admiración. Y a través de esa regularidad futbolística llena de matices, logró lo que nadie hasta ahora, el “sextete”.

He leído y visto durante mucho tiempo que el conjunto blanco carece de una identidad, de un estilo de juego definido, de una patente futbolística capaz de llegar al corazón de los aficionados; De una idea de juego fruto de un trabajo de años sobre una base futbolística concreta o ideología.

¿Alguién sabe o conoce la filosofía futbolística de Zinedine Zidane como entrenador Del Real Madrid?

La Supercopa de España parecía el inicio de un ciclo

Si hablamos de ciclos futbolísticos cimentados sobre un estilo de juego concreto, teniendo en cuenta que de por medio siempre hay algún bache, el F.C.Barcelona es de los pocos equipos que intentan siempre mantener su filosofía futbolística intacta, aún con el paso de los años y con las variantes que cada técnico pudiera introducir.

Hay muchos equipos que están muy marcados por el peso de su historia y palmarés y no tanto por el estilo de juego. El Barcelona en los últimos años es de los pocos que ha agrandado su historia con un estilo en su juego que no ha dejado a nadie indiferente.

Los aficionados al fútbol, y en concreto los del Real Madrid, parecían frotarse los ojos por el espectáculo que dieron los suyos en la Supercopa frente al Barcelona en Agosto.

Pero nada más lejos de la realidad.

Distancia sideral de puntos

El equipo dirigido por Valverde, tras el varapalo sufrido en la Supercopa, se fue amoldando poco a poco a las ideas de su técnico.

Solidez, eficacia y momentos brillantes de buen fútbol, donde la posesión del balón y la presión son sus señas de identidad, han ido consolidando a los azulgranas durante la primera parte del campeonato.

Hasta tal punto, que la distancia respecto al Madrid en la tabla es casi histórica y anormal.

¿Cambiará Zinedine Zidane su “estilo” de juego, si es que alguna vez dotó de identidad a su equipo y sistema de juego?

No es indispensable, pero si haces historia de manera atractiva y cautivadora, mucho mejor.

¿Sistema o estilo de juego?

Lo siento pero no

cropped-206237_10151241629850883_1992475354_n.jpg

Es una batalla mediática interminable. Hasta cierto punto se puede entender lo cansino que puede llegar a ser, pero a la vez es un debate eterno e interesante. Lo siento pero Cristiano no es el mejor de la historia ni es mejor que Lionel Messi.

Desde los altavoces de Madridy sus medios afines no cesan en remarcar el porqué Cristiano es mejor que Messi, mientras en Barcelona, todo lo contrario. Un debate inacabable. Falta un punto de objetividad, por no decir un abismo, para analizar con detenimiento el porqué Messi es el mejor de todos los tiempos y un escalón por debajo estaría Cristiano Ronaldo. O viceversa.

Cristiano delantero centro

Cristiano es muy bueno, sí. Sería de tontos ponerlo en duda. ¿Mejor que Messi? No. El portugués es un excelente finalizador, rematador, cazagoles y es verdad que además de eso ganó una segunda Champions League consecutiva con el Madrid, muchos goles y títulos en su haber.

Pero para delantero centro goleador, potente, rematador y cazagoles no hay nadie en la actualidad, con perdón, como lo fue en su momento Gabriel Omar Batistuta. Es el que vino a la mente o al recuerdo. Eso sí era un 9 puro y no estaba rodeado de las estrellas que acompañan a Ronaldo en el Real Madrid en la actualidad. Cristiano evolucionó como tal, quizás para cuidar su físico, pero nunca fue un tanque goleador. El portugués, en sus inicios, asombró al mundo del fútbol por sus cabalgadas, potencia y regate, habilidad … ¿Pero ahora?

¿Messi sólo vende fútbol?

¿En que se diferencia respecto a Messi futbolísticamente y humanamente hablando? Que no tiene el don de diseñar la jugada en su mente para después ejecutarla sobre el césped, ni la habilidad regateadora del argentino. Y también digámoslo sin tapujos: La finura y calidad a la hora de definir de cara a gol.

Toda la dosis de humildad y discreción que predominan en Messi, son ausentes en su totalidad en Cristiano, transformándose en forma de ego abrumador y exceso de autoestima de forma muy notoria.“Soy el mejor de la historia”, dijo. Tampoco sería justo decir ahora que el futbolista portugués del Madrid conquistó su quinto balón de oro, igualando así a Messi en el palmarés, por que se sabe “vender muy bien”, pero todo influye. ¿Igual el Balón de Oro mira hacia la productividad (Títulos, goles) y el marketing en detrimento del fútbol auténtico? Lo siento pero no debe ser así.